martes, 9 de agosto de 2016

Tardes de Color


Déjame pintar de colores los días
Y quedarme con el rojo de la sangre
Impreso en un lejano atardecer.
Me doy vuelta, me acerco
Despacio, en silencio, sin miedo.
Déjame quedarme entre tus brazos
Bebiendo de tus besos, una y otra vez.
¿Alguna vez has tenido miedo?
Yo lo estoy perdiendo y 
Te sigo al fin del mundo.
Déjame despegar al paraíso
Lo encuentro entre los sueños que juntos construimos,
Desvelados entre estrellas y últimos rayos de sol.
Me vuelvo agua clara entre tus besos
Y en esta soledad, juntas tus manos a las mías
Comienzo a temblar y confieso,
Si no lo he dicho antes…  
Estoy completamente enamorada del color
De tus silencio y el suspiro del te quiero
Que dices contra mi pecho. 

Fotografía: Rut  & Nico

martes, 2 de agosto de 2016

Café en los Ojos.


Tiene café en los ojos,
Aunque no le gusta tanto el café.
Hace ruidos raros con su nariz
Y a veces ronca por la noche.
En la mañana no habla,
Cierra los ojos con fuerza para dormir un poco más.
Su cuerpo delgado se amolda perfecto sobre las sabanas,
Sus ojos de caídos que observan el mundo
Me hacen desear más café para admirarlo y
Aunque no compartirá un café por las mañanas.
Tiene café en los ojos
Y por ahora con eso basta. 


lunes, 4 de abril de 2016

Geometría del Ser y Estar


Me he vuelto adicta a ciertas formas,
Una de ellas es la negación
Y si, ya sé no es una forma como el circulo,
Aunque seguramente es circular
La negación me hace decir no;
No a ser violentada por aquello que tiene más poder
No a ser humillada por quien se cree mejor
No a ser objeto.
Otra forma de la que soy adicta ahora es el respeto
Si, el respeto es triangular
Respeto a mis superiores, mis pares y subordinados 
Respeto hacia mi propio ser
Respeto mis decisiones.
Y así me he hecho adicta a la geometría; 
La del libre pensamiento,
La de las buenas costumbres,
La del orden y el caos,
La del bien y el mar,
Así que si, soy adicta 
A la dulce geometría
Del ser y estar.


jueves, 3 de marzo de 2016

Océano


Hay una profunda infinidad entre sus besos y los míos.
Es océano, como el azul de sus ojos y el cielo.
Y te creo cuando dices que me ves al menos una vez al día.
Siento miedo, pero no de ese que te paraliza
Sino de aquel que moviliza sus refuerzos.
Es eterno, cada espacio que das nos aleja
Y si doy me desvelo entre las partículas del viento
Que despeinan tu cabello en el verano de tus cielos.
Efímero, inalcanzable, ineludible
¡Oh! Tragedia de la vida que te arrebata de mis brazos
Te congela en el tiempo con tus ojos.
Océano, como el azul y el cielo
Que hay una profundidad infinita entre tu cielo

Y mis recuerdos. 

jueves, 11 de febrero de 2016

Difuminando


Papá ¿Dónde estabas?
Papá, estaba aterrada.
Papá, ¿Puedes cuidarme ahora?
Papá, te estás difuminando.

Siento el sonido de mis huesos,
Siento el susurro del viento sobre mi cuerpo
Siento el olor del final
Siento el frío

Mamá ¿Dónde estás?
Mamá Vas a sujetar mi mano al final del camino
Mamá ¿Trenzaras mi cabello para que me vea bien?
Mamá Me estás perdiendo

Siento el sol sobre mi rostro
Siento el clamor de muchas voces que me llaman
Siendo el deseo de volar
Siento el todo del después

Pequeña, no estás muriendo
Pequeña, estás renaciendo
Pequeña, eres un ave
Pequeña, quédate.

Conocerte


¿Cómo reconocer la diferencia entre luchar y suplicar?
Enviar un mensaje, pedir que no te vayas
¿Cuánto tiempo necesito para decir “no me dejes”?
Abrazada a la almohada llorando
¿Quién me da el derecho a pedir que no te vayas?
Apenas tienes idea de quien soy
¿Puedes conocerme aún?
Pudimos tener una buena aventura juntos
¿Sabrías ahora que me gusta coleccionar momentos?
Recuerdo todo lo que siento, perdono con facilidad,
¿Estoy suplicando que me ames?
No estoy segura de suplicar o de luchar
¿Te irás definitivamente?
Quisiera hacer algo, pero esta vez no haré nada.
¿Volverás cuando ya no espere?
Me hubiese gustado conocerte.

viernes, 1 de enero de 2016

Muerte y Renacer de la Desierta Naturaleza


Quisiera cubrir mi cuerpo con hojas marchitas
Que al pasar la brisa rosen mis dedos,
Esa sensación debe significar más que la vida
Y la emoción que he de sentir será más potente
Que la que siento al ver la ciudad
Sumida en la noche fresca de una primavera.
Añoraré los días perdidos de la misma forma que añoro a mis padres,
Al irme de casa en medio de lejanos recuerdos,
Y esta noche cogeré el viejo piano de mi abuelo
Y tocaré esa triste melodía que tanto nos gustaba.
Soy una persona diferente ahora y lo seré mañana
Porque sin duda ahora estoy pensando
Que estas mirando a través de mí,
Me estas transformando de esa manera extraña
En la que solo nos transforman personas extrañas.
Cubriré mi cara con una hoja marchita
Para que no puedas ver la sonrisa que se forma en mi rostro,
Sin tener la intención de estarte amando.
Estoy siendo una persona distinta
Ahora que he cambiado las luces de la ciudad
Por la muerte y renacer de la desierta naturaleza.

miércoles, 25 de noviembre de 2015

La voz que no escuchas


Somos y seremos el recuerdo de la vida
Que pasa y se queda suspendiendo
En la memoria de los seres que amaron
Con la misma inocencia de unos niños
Eternamente felices.

Aparecemos y desaparecemos en otros tiempos
Porque nos hemos hecho inmortales,
Defendemos lo que creemos con la misma locura
Que Van Gogh dio partes de su ser por su arte.

En silencio gritamos a cuatro vientos
Nuestros revoltosos pensamientos
Indescifrables, indestructibles, irremediables,
Desencadenamos el destino  que escribimos.

A blanco y negro,
Con fuego y hielo,
En cielo o infiernos
Luchamos por lo que queremos
Con la misma fiereza que hace rugir a los leones.
En secreto terminamos siendo el recuerdo
De los que su voz no escuchas.

Fotografía: Barrios, D. & Barrios, O. (2015)

sábado, 3 de octubre de 2015

Puedes, Intentar


¿Puedes oír esas voces?
Salen de mis pensamientos,
Si alguna vez sientes miedo a intentar
Podrás comprender su agonía.
¿Crees que soy terca?
Es probable que tengas razón
Estoy de nuevo aquí intentando
Creyendo en la humanidad que niegas.
Y voy, voy de frente contra el abismo
¿No te parece que ahora mis alas se ven mejor?
Tiene ese tono desgastado de las tuyas
Pero brillan como el primer día
Tú das un poco de esa luz ahora.
¿Puedes oír esa voz?
Soy yo diciendo lo mismo que me intrigas
Porque ahora paso el día pensando en tu disertación
Sobre el bien y el mal
Esperando no seas un nuevo mal para mí
Y cuando veo las estrellas
Ya no siento que caerán
¿Me has considerado de mente?
Seguro es porque lo estoy volviendo a intentar. 

lunes, 17 de agosto de 2015

Libertad


La libertad siempre trae consigo 
El precio de la soledad, 
Sentirla es principalmente aplastante 
Pero luego, cuando comienzas a la abrazas y 
Dejas que se haga parta de ti 
Se convierte en tu mejor arma. 
La libertad siempre trae consigo 
El precio de la soledad, 
Un placer demasiado profundo 
Para las almas desorientadas.
Un placer demasiado intenso
Para las almas desesperadas.
El precio de la libertad, 
Termina siendo un castigo para los débiles
Y una armadura brillante para los fuertes. 
La libertad siempre será soledad
Y en la soledad siempre hallaras libertad.